Conectate con nosotros

conciencia

PODEMOS CURARNOS Y SANARNOS?

Imagen de Jeff Angelo - https://jeffangelo.com/

CAMINO A LA SANACIÓN PASO A PASO

UNA APROXIMACIÓN AL ENCUENTRO CON LOS VIEJOS APEGOS

Y COMPROMISOS YA INNECESARIOS

UN DECRETO PARA DESPRENDERSE DE ELLOS

Sabemos que el origen de las limitaciones en el desenvolvimiento espiritual, la expansión de conciencia y por ende de una vida feliz, radica en los miedos y creencias que hemos acumulado, heredado y construido a lo largo de nuestra existencia, la que va mucho mas allá del tiempo, ya que como seres multidimensionales, esta se despliega justmente en múltiples dimensiones y tambien líneas de tiempo. (hablaremos sobre esto en otra nota)

Entonces el camino es sin duda detectar esos miedos y creencias, ya sean conscientes, subconscientes, inconscientes y hasta karmaticos. Una vez conocidos reconocerlos como propios, aceptarlos honrándolos ya que nos trajeron hasta aquí, amarlos y hacerles saber que son amados, para luego soltarlos para que vuelvan al origen, ya que su función en nuestra vida ha terminado.

Existen tantos métodos, técnicas y tecnologías para esta tarea como ciencias y escuelas hay. Todas concurren a un mismo fin que es la liberación del alma. Y no corresponde juzgar ni opinar sobre ventajas o inconvenientes de cada una,  ya que cada camino, así como cada ser, es único e irrepetible. Algunos los habrán detectado través del psicoanálisis, otros de la meditación, o de otros modos de introspección y reconocimiento del propio ser en sus diversas dimensiones. Para el caso de que el camino que se recorrió no haya incluido una tecnología para liberarse de estas cargas, ya que nos son otra cosa que cargas en nuestros centros de energía (Chakras), es que proponemos este práctico y efectivo decreto, en el conocimiento que solo quien instaló la creencia o miedo puede removerlo y liberarlo, o sea la propia persona o ser que lo carga.

Es oportuno ahora entender la diferencia entre sanación y curación. La primera se refiere indudablemente al ámbito del alma, mientras que la segunda lo es al ámbito del cuerpo físico. Y lo que aparece como extraño, pero no lo es, es que puede haber una sin la otra. El propósito es  que, al alcanzar la sanación, esto es liberar al alma y por ende a otros cuerpos mas sutiles que el físico de la huella  del cortocircuit, originado por el suceso que marco el inicio de este proceso al final manifestado como dolencia o enfermedad, provoque la curación y que desaparezca la manifestación en este plano. Esto seria sanación y curación. Pero hay otras dos alternativas que debemos considerar.

Una sanación que en el caso de una enfermedad muy avanzada haya devenido de curación imposible en el plano físico, con lo que el alma estará libre pero ese cuerpo no podrá ya continuar alojándola, y la otra es que haya curación (o sea supresión de la manifestación) pero solo en el cuerpo físico con lo que el «originante» de la manifestación sigue allí, adentro de nuestro inconsciente, impidiendo al alma estar libre.

En ese caso, lo mas probable es que más temprano que tarde, aparezca otra dolencia, en algún órgano, o sistema del cuerpo que también manifieste el tipo de dificultad que no pudo traerse de la sombra (en el sentido jungiano de la palabra) a la consciencia y por ende habilitado al alma a subsanarla.

De ahi el sentido de contar con alguna herramienta apropiada para soltar y liberar al ser de la carga. Para ello es que ofrecemos este DECRETO como esa herramienta.

Es muy recomendable antes de hacerlo, leerlo primero en silencio un par de veces para familiarizarse. Luego meditar o al menos respirar unos  minutos para serenar el cuerpo y silenciar la mente y así poder conectar con la llama sagrada en el centro de su corazón que habrá que visualizar (con los ojos cerrados) o al menos imaginarla.

Luego de eso, y habiendo formulado con precisión (si hace falta lo escribes) que es lo que debes desprender de ti, que ha estado “condicionando y afectando a tu voluntad y a tus acciones, haciéndote decidir y hacer cosas que ya no quieres hacer ni padecer mas” puedes formular este decreto que remueve las obligaciones que anteriormente quedaron al comando de tu vida.

Visualiza entonces la llama sagrada tricolor en tu corazón, imagina todo tu ser envuelto en una llama violeta intensa, que va desde tus pies hasta tu coronilla envolviendo todo tu cuerpo y mucho mas allá, y dice en voz alta fuerte y clara:

“Con el Amor, la Luz y el Poder de mi Divina Presencia YO SOY, YO:  ……..(Pone aquí tu nombre) ………………. por Decreto Divino y bajo las Leyes Universales de AMOR, GRACIA, UNIDAD, KARMA, CREACIÓN, DIVINIDAD, REFLEJO, PERDÓN Y LIBERTAD, rompo y anulo de modo definitivo, todos los acuerdos, votos o compromisos, que pudiera haber contraído en cualquier tiempo. espacio o dimensión con relación a…….(Pone aquí la creencia o miedo que debo anular)….. y que me producía el efecto de ….(Pone aquí el efecto de esa creencia o miedo)…. desde este instante y para siempre. En Paz agradezco que esto ya este hecho.

Gracias! Gracias! Gracias!”

Por Razjeed Kumara

Agradecemos la participación de El Sharae.

¿Te gustó la nota? Puedes colaborar con un pequeño aporte (en breve)
Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Deja una respuesta

Facebook