Conectate con nosotros

arte

Videos de G.I. Gurdjieff y Thomas de Hartmann

Un recorrido casi espiritual por diferentes culturas a través de miles kilómetros

Los Molokans que se establecieron en Zangezur – en los pueblos de Bazarchay y la vecina Borisovka (hoy Tsghuk ) – ,en Karabagh, y en Kars, que hasta 1917 estuvo bajo control ruso, fue una de las comunidades que George I. Gurdkjieff conoció en su periplo por el Asia.

Esta comunidad pertenecía a lo que se conoce como Carismáticos y en sus reuniones reuniones glorificaba al Espíritu Santo con el canto auto abandonado y el baile.

No sería extraño entonces que estos impactaran a Gurdjieff ya que en el Tíbet predomina la música religiosa y podemos encontrar unos cuantos títulos dedicados a ella, como Sacred Tibetan Chant, editado por Naxos, pero también tenemos voces como la de Yungchen Lhamo, conocida por haber colaborado en diversas bandas sonoras y con músicos reconocidos como Annie Lennox o Billy Corgan.

Los estudiosos califican a “The Music of Gurdjieff/de Hartmann, como una de las obras más extraordinarias, fruto de la transcripción de este último de las melodías orientales que el Maestro había conocido.

Se tiene a esta obra –de la cual se ofrecen un par de fragmentos- como algo “absolutamente excepcional que, no sólo recoge parte de unas músicas probablemente ya olvidadas, sino que además supone un recorrido casi espiritual por diferentes culturas a través de miles kilómetros.”

Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Deja una respuesta