Conectate con nosotros

arte

Videos de G.I. Gurdjieff y Thomas de Hartmann

Un recorrido casi espiritual por diferentes culturas a través de miles kilómetros

Los Molokans que se establecieron en Zangezur – en los pueblos de Bazarchay y la vecina Borisovka (hoy Tsghuk ) – ,en Karabagh, y en Kars, que hasta 1917 estuvo bajo control ruso, fue una de las comunidades que George I. Gurdkjieff conoció en su periplo por el Asia.

Esta comunidad pertenecía a lo que se conoce como Carismáticos y en sus reuniones reuniones glorificaba al Espíritu Santo con el canto auto abandonado y el baile.

No sería extraño entonces que estos impactaran a Gurdjieff ya que en el Tíbet predomina la música religiosa y podemos encontrar unos cuantos títulos dedicados a ella, como Sacred Tibetan Chant, editado por Naxos, pero también tenemos voces como la de Yungchen Lhamo, conocida por haber colaborado en diversas bandas sonoras y con músicos reconocidos como Annie Lennox o Billy Corgan.

Los estudiosos califican a “The Music of Gurdjieff/de Hartmann, como una de las obras más extraordinarias, fruto de la transcripción de este último de las melodías orientales que el Maestro había conocido.

Se tiene a esta obra –de la cual se ofrecen un par de fragmentos- como algo “absolutamente excepcional que, no sólo recoge parte de unas músicas probablemente ya olvidadas, sino que además supone un recorrido casi espiritual por diferentes culturas a través de miles kilómetros.”

¿Te gustó la nota? Puedes colaborar
con un pequeño
aporte
Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Deja una respuesta

Facebook