Conectate con nosotros

arte

“Pitágoras y la Nueva Conciencia” de Rubén González

Un análisis sobre el “Número” y su importancia en el Universo

Alguien dijo que “Los Griegos ya lo han escrito todo, sólo falta ponerlo en práctica”. El caso de Pitágoras de Samos es tal vez el caso más sobresaliente entre los presocráticos. Si bien su nombre se asocia inmediatamente con las matemáticas, Pitágoras representa mucho más que un sabio de los números y la geometría.

Su fama se ha emparentado con lo esotérico, sin que se llegue a comprender el verdadero alcance de ese término. En realidad, el pensamiento pitagórico alcanza cumbres descollantes para la época, siendo el primero en desarrollar ideas de pacifismo, igualdad, naturismo, ecologismo, musicoterapia, ciencia espiritual; todos conceptos que constituyen la base del cambio de conciencia en la era actual.

Así, se puede decir que este libro es un buceo hacia las raíces de la Nueva Conciencia, abonado con un análisis sobre el “Número” y su importancia en el Universo, además de contener una traducción íntegra y comentada de los “Versos Áureos” atribuidos a Pitágoras y que encierran la esencia de su Enseñanza.

No escapa tampoco al texto propuesto una mirada sobre lo Hermético del pensamiento pitagórico, construido sobre el secreto que pasaba de aprendices a compañeros y maestros, base constructiva de toda Hermandad.

Finalmente, no podía tampoco estar ausente el concepto de “metempsicosis”, o “transmigración de las almas”, según la cual la reencarnación podía darse en cualquier ser vivo de la Creación.

Pero al margen de lo histórico, si una línea debe rescatarse de este libro es el acento puesto en la idea del desarrollo integral del ser humano que propuso Pitágoras, y su relación con el Planeta como vehículo para desarrollar la conciencia antes de volver a saltar hacia el Universo.

Nada más apropiado para leer en tiempos en que el hombre desea desembarazarse de estructuras religiosas o políticas y comenzar a desarrollar una conciencia individual pero conectada con lo colectivo, superando las barreras dividían a la ciencia de la espiritualidad, gestando así ese encuentro íntimo, individual, del cerebro con el alma.

¿Te gustó la nota? Puedes colaborar
con un pequeño
aporte
Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Deja una respuesta