Conectate con nosotros

arte

“Encuentros con hombres notables” de Gurdjieff

Este libro es un compendio de notas sobre los viajes de juventud de Gurdjieff

“No me encontraba solo. Había entre nosotros, toda clase de especialistas.
Cada uno estudiaba según los métodos de su ciencia particular. Después de lo
cual, al reunirnos, nos participábamos los resultados obtenidos”.

Este libro es un compendio de notas sobre los viajes de juventud de Gurdjieff, del cual señalan los exégetas de la obra que se trata de un relato en el cual el autor ha querido dejar caer algunas pistas iniciales sobre su pensamiento, pues siempre “su palabra es una llamada”.

Según esas fuentes, los cuentos consignados eran un divertimento del autor ya que en ocasiones se tornaban tan extraños que quienes acudían a escucharlo terminaban alejándose de él, efecto buscado a propósito, por cierto.

No se trata de un libro animado por el autor sino de relatos compilados por sus discípulos que consideraron necesario hacerlos públicos, ya que en un principio sólo estaban destinados a ser leídos y escuchados en el círculo áulico de Gurdjieff.

Se habla en ellos del periodo menos conocido de su existencia: su infancia, su adolescencia y las primeras etapas de su búsqueda.

Los pocos datos existentes sobre los primeros años de vida de Gurdjieff se pueden rastrear en los capítulos iniciales de este libro, luego vendría el espacio de unos veinte años donde su destino fue indeterminado.

Sólo se sabe que emprendió viajes a lejanos lugares, particularmente al Asia Central.Estos años fueron de suma trascendencia para la formación de su pensamiento.

Se entiende que fueron los años en que se contactó con otros buscadores de la Verdad, algunos de los cuales se vislumbran en este libro, sobre el cual se advierte que no debe tomarse literalmente.

Sobresalen los nombres de Piotr Ouspensky y el compositor Thomas de Hartmann (ucraniano), éste último responsable de la supervivencia de la música de Gurdjieff.

También se hallan otros compañeros de viaje del Maestro como Orage a quien se titula como una suerte de “hermano mayor”. También Margaret Anderson formó parte de ese grupo, junto con Alexandre de Salzmann, pintor y decorador de teatro.

Rene Daumal y Luc Dietrich son, entre los escritores franceses, aquellos a quienes la enseñanza de Gurdjieff nutrió más directamente. Otros, fueron ocasionales entrevistados como el Arzobispo de Canterbury.

En suma, se trata de una autobiografía, aunque no en el sentido más conocido de ese término, sino más bien una suerte de juego intelectual de Gurdjieff destinado a movilizar a través del camino del pensamiento, las más profundas experiencias espirituales.

¿Te gustó la nota? Puedes colaborar
con un pequeño
aporte
Sigue leyendo
Haga clic para comentar

Debes iniciar sesión para publicar un comentario Iniciar sesión

Deja una respuesta

Facebook